Volar con un bebé

Volar con un bebé

Con un poco de preparación, viajar en avión con tu bebé puede ser una aventura agradable para toda la familia. Estos consejos para viajar con un bebé garantizarán que esas primeras salidas sean lo más tranquilas posible.

1. Pide ayuda. Si viajas sola, solicita ayuda. Si el personal u otros viajeros se ofrecen a ayudarte para cargar el carrito o el equipaje en el compartimiento superior, acepta la ayuda.

2. Mantén la calma y haz lo mejor que puedas.
Debes encargarte de muchas cosas, desde registrarte, pasar por los controles de seguridad hasta asegurarte de que tu bebé esté tranquilo durante el viaje. Mientras mantengas la calma, tu bebé también lo hará.

3. Haz lo que debas hacer. Intenta llegar con mucho tiempo de antelación para no tener que correr. Si tu bebé está intranquilo, puedes probar y cantarle una nueva canción o mostrarle un juguete que hace tiempo que no veía.

4. Empaca cuidadosamente tu bolso de mano. Siempre es mejor llevar pañales de más en el bolso de mano, en caso de necesitarlos, así como ropita extra por si fuera necesario cambiarlo varias veces durante el vuelo. Otros aspectos básicos incluyen un cambiador de pañales, una manta para el frío del avión, juguetes favoritos, leche de fórmula adicional o leche materna, chupetes, bolsas de plástico para los pañales sucios y toallitas húmedas.

5. Alimenta a tu bebé en el avión. Aunque puede ser complicado amamantar en un lugar pequeño y aunque sea un vuelo corto, el succionar ayudará a que esté calmado si está quejoso o si le duelen los oídos por la presurización de la cabina.

6. Cámbiale el pañal antes de subir al avión. Los baños de los aviones son muy pequeños. Incluso con una mesa para cambiar plegable, es posible que sea incómodo cambiar a tu bebé allí.

Desde el despegue hasta el aterrizaje, viajar con tu bebé en un avión no es tan terrible si lo planificas y te preparas. ¡Buen viaje!

También te puede interesar:

Pañales

Pampers Recién Nacido

Nuestro pañal más seco y más suave